El fracaso del dropshipping - Razones para no practicarlo | VentaBay

El fracaso del dropshipping - Razones para no practicarlo


El dropshipping nos permite crear una tienda online sin prácticamente ninguna inversión ni producto en stock. Básicamente consiste en contratar los servicios de dropshipping de una empresa distribuidora como Bigbuy o Pixmania y vender sus productos en nuestra tienda online a un precio superior. Cuando un usuario compre algún producto en nuestra tienda online, nosotros compraremos ese producto a nuestro distribuidor y le pediremos que lo envíe a nuestro cliente. Parece muy fácil ganar dinero con este sistema, pero en este post veremos todas las pegas que tiene el dropshipping para nuestra tienda virtual.



Márgenes de beneficio pequeños

Si quieres tener precios competitivos, vas a tener que reducir mucho tu margen de beneficio, ya que muchos de tus competidores comprarán directamente de fábrica o a una distribuidora al por mayor, logrando un producto más barato. En pocas palabras, no vas a poder competir con ningún otro vendedor en precio.


El plazo de envío es más largo

No vas a poder realizar el envío en cuanto el cliente te pague, sino que después del pago tendrás que comprar el producto al dropshipper y esperar a que él lo envíe. Muchos de tus competidores tendrán un plazo de envío de 1 a 3 días laborables, pero el tuyo seguramente será más largo.


No vas a poder jugar con el precio de envío

El dropshipper fijará el precio de envío, que normalmente rondará los 5€. Esto te impedirá obtener descuentos de las agencias de mensajería y ofrecer envíos más económicos. En eBay, por ejemplo, muchos vendedores envían los paquetes pequeños por correo ordinario sin certificar, un servicio que sólo ofrece Correos y cuesta 2€.


Poca variedad

Casi todos los dropshippers suelen vender los mismo productos: cámaras de fotos, e-books, tabletas, GPS, etc. Los productos originales o de temáticas poco explotadas no los vas a encontrar en una de estas empresas. Con el dropshipping sólo vas a poder vender lo que todo el mundo vende. Mercado saturado.


Tú corres todo el riesgo

El dropshipper nunca dará la cara. Si el producto llega en mal estado, es de mala calidad o simplemente no llega, toda la responsabilidad recaerá sobre ti. El factor riesgo es algo que se debe tener muy en cuenta, ya que un mal servicio del dropshipper, puede provocar que el cliente le de mala publicidad a tu tienda o te vote negativamente si estás vendiendo en eBay.

En resumen, vas a vender un producto que todo el mundo vende, a un precio superior, con un plazo de envío más largo y corriendo tú con todos los riesgos. Todo esto por un margen de beneficio minúsculo. ¿ Todavía crees que vale la pena?